• Atención al cliente en 4 idiomas
  • Más de 220 000 pedidos al año

Floreros para minimalistas

Un tubo de ensayo convertido en florero
Autor: Tero Kirjokivi, Helsinki, Finlandia
En línea desde: 05.05.2009, n.º de visitas: 304586
Con imanes de neodimio fuertes, se pueden mostrar las flores en todo su esplendor de una manera sencilla y sorprendente. Las siguientes aplicaciones son creativos ejemplos de ello.
Índice

Florero para minimalistas

Como detallito para nuestros clientes, he construido un florero magnético muy sencillo. Para ello, me he hecho con un montón de tubos de ensayo de vidrio (10 cm de largo, 15 mm de diámetro).
Luego he pegado en cada tubo de ensayo dos bloques magnéticos dorados, arriba y abajo en la parte exterior del vidrio. Para ello, he usado una cola especial para vidrio que debe dejarse secar bien unas cuantas horas para que los imanes se adhieran bien.
Como ayuda, he colocado otros imanes iguales en el interior del tubo de ensayo. Estos imanes sirven solo para presionar los de fuera mientras la cola se seca y son retirados posteriormente.
He regalado a cada uno de mis clientes un «florero» y una bonita flor. En casa los clientes pueden llenar el florero con agua y fijarlo en alguna superficie magnética, por ejemplo, en la nevera.
Sujeción alternativa
Nota del equipo de supermagnete: nosotros hemos elaborado también este florero magnético pero, en vez de bloques magnéticos, empleamos dos cubos magnéticos de 5 mm: uno en el interior y otro en el exterior del florero. De esta manera, el cristal no choca con la superficie metálica, sino solo con el imán.
Si no se van a retirar los floreros, incluso se puede evitar tener que pegar los imanes, lo que resulta algo difícil. Sin embargo, si se desean regalar los floreros, tal y como hace Kirjokivi, entonces hay que pegarlos.

Imagen de flores

Aporte de la cliente Christiane E. Bracher, Ostermundigen (Suiza):
¿Desea realizar este cuadro de flores usted mismo?

Material necesario
Consejo: En lugar de flores, también puede colocar ramitas y elementos secos. Procure no usar flores pesadas.
Instrucciones:
  1. Corte la malla mosquitera al tamaño del marco.
  2. Estire la malla en la cara posterior del marco fijándola con velcro y clavos. Corte el material sobrante.
  3. Coloque un disco magnético en cada tubo de ensayo.
  4. Sujete el tubo de ensayo con ayuda de un segundo disco magnético en el reverso de la malla (véase foto).
  5. Coloque varios tubos de ensayo en el lado inferior del marco.
  6. Llene los tubos de ensayo de agua con ayuda de un bote dosificador.
  7. Reparta las flores y plantas a su gusto entre los tubos de ensayo.
  8. Coloque el marco en un lugar vistoso e ilumine bien si así se desea.

Fantasía floreada

Otro aporte de Christiane E. Bracher, Ostermundigen (Suiza):
Esta magnífica instalación de rosas colgando boca abajo está hecha de tubos de cristal, aros y esferas magnéticas que cuelgan de hilo acrílico.
Dentro de los tubos de ensayo se encuentran pequeñas esferas magnéticas. Los aros magnéticos se atan a hilos acrílico como pieza opuesta.
Las flores se introducen en los tubos, se llenan de agua y se cierran. Luego se cuelga todo con cuidado.
Este «arco de rosas» se compone de muchos tubos de ensayo pequeños que están sujetos con imanes a un arco de hierro. En este caso, usé discos magnéticos de 6 x 2 mm; tan solo tuve que introducir los imanes en los tubos de ensayo y, a continuación, colocar estos últimos en el soporte de hierro. Para tubos más grandes, se deben usar imanes más potentes.
De la misma manera se puede decorar una barandilla de hierro.

Floreros magnéticos cuadrados de madera

Aporte del cliente Kerstin Frajese, Düsseldorf (Alemania):
En mi tienda virtual en Etsy, vendo, entre otros, estos floreros magnéticos de madera.
Todos los floreros son ejemplares únicos debido a su estructura de madera individual y se integran en su entorno a la perfección con unas dimensiones de 35 mm x 35 mm x 35 mm.
Estos extraordinarios floreros cuadrados de madera se elaboran a mano. En ellos caben entre una y tres flores o plantas. Los creé para conservar las muchas florecillas que mi hija traía de sus paseos. Tuve que buscar un lugar donde fueran bien visibles: la nevera.
Para cada florero, empleo dos discos magnéticos 8 x 5 mm con una fuerza de sujeción de 2 kg. Estos van embutidos al ras en la madera y permiten que los floreros y su contenido se adhieran con firmeza a la nevera.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.