NMT-30-STIC

Cinta magnética autoadhesiva neodimio

30 mm de ancho, 1 m de longitud de corte
disponibilidad inmediata
1 m

Descripción

Esta cinta magnética autoadhesiva cuenta con una fuerza de sujeción sensacional de 450 g/cm2, por lo que es cuatro veces más potente que la cinta magnética convencional. Esto es posible gracias al uso del material neodimio-hierro-boro que, además, se emplea para la fabricación de los imanes Supermagnete.
La cinta magnética de neodimio tiene 30 mm de ancho y es ideal para fijar objetos no magnéticos pesados en superficies metálicas. Es ideal cuando se requiere una elevada fuerza de sujeción pero se dispone de muy poco espacio (por ejemplo, cuando se quiere aislar algo).
Atención: ¡la cinta magnética no es una base para adherir imanes!

La cinta magnética se suministra en rollos de 1 metro. Así pues, si pide 3 metros, recibirá tres rollos de 1 metro.
Leer más características e indicaciones

Especificaciones técnicas

Cód. artículo NMT-30-STIC
Material NdFeB
Pegamento 3M, n.º 9448A
Durabilidad del adhesivo 6 Meses (aprox.)
Ancho 30 mm
Grosor 1,5 mm
Magnetización isótropa
Temperatura de servicio máx. 100 °C
Fza. sujec. 450 g/cm²
Peso 230 g/m

Otras características e indicaciones


Pulse para ampliar
La cinta magnética se ofrece en rollos de 1 metro y la longitud deseada se puede cortar fácilmente con unas tijeras convencionales.

Pulse para ampliar
Las cintas magnéticas autoadhesivas se deben colocar sobre superficies adecuadas, presionarlas y dejarlas reposar. De lo contrario, se forman cúmulos de aire y las cintas se pueden soltar. Por favor, lea al respecto nuestras FAQ sobre productos autoadhesivos.
Las cintas magnéticas autoadhesivas no sirven de base de sujeción para imanes, ya que estos desmagnetizarían las cintas. Las siguientes barras y paneles magnéticos sirven como base de sujeción para imanes.
El detector de flujo permite ver muy bien en este caso la magnetización en forma de bandas en perpendicular a la longitud de la cinta. Los polos norte y sur se van alternando sucesivamente, lo que aumenta la fuerza de sujeción cuando hay contacto directo con superficies ferromagnéticas.
Basta con pegar una cinta magnética del tamaño adecuado...
... y la calculadora siempre está a mano.
También se pueden colocar señales de manera rápida y flexible.
Incluso los objetos más grandes, como esta perforadora, se sujetan como por arte de magia.