Se encuentra aquí:

Protección solar para el jardín

Protección sencilla ante el calor sofocante del verano
Autor: Gwénola Ruda, St Florent sur Cher, Francia
Tenemos un viejo jardín de invierno cuyo tejado está hecho de vidrio grueso. En verano el calor y la claridad del interior se vuelven insoportables, por lo que no podemos utilizarlo.
No teníamos los medios económicos para comprar estores a medida. Además, para ello habríamos necesitado llevar a cabo medidas estructurales que habrían dañado el viejo muro de nuestra casa. Así que no veíamos ninguna solución posible...
... hasta que se nos ocurrió solucionar el problema con imanes.
Con 45 bloques magnéticos del tipo Q-19-13-06-N y 30 cubos magnéticos del tipo W-05-N (¡gracias por los que nos disteis de regalo!) hemos fijado una tela blanca grande en la parte interna de la cubierta. Gracias a las vigas metálicas situadas entre los cristales fue coser y cantar, ¡aunque la tela pesa unos 10 kg!
antes...
... y después
Ahora ya podemos usar nuestro jardín de invierno también en verano y, p. ej., comer dentro. El interior ya no se calienta tanto y el Sol ya no nos ciega.
Estamos muy contentos con el resultado y nos alegra mucho haber encontrado una alternativa asequible a los estores.
Nota del equipo de supermagnete: los imanes de neodimio empiezan a oxidarse si se emplean durante mucho tiempo en exteriores (en este caso, jardín de invierno sin calefacción). Sería mejor usar imanes impermeables con funda de plástico (enlazados más abajo).

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.