Plisado de polisones

Imanes cosidos de forma discreta dan la forma deseada a un vestido cosido a mano
Autor: Anja Rosebrock, Mitarbeiterin supermagnete, Uster, Suiza
En línea desde: 20.06.2017, n.º de visitas: 114175

Cómo plisar un vestido con imanes

Coso vestidos de época con polisón y estaba buscando una solución que me permitiese plisar la falda superior sin tener que sujetarla a la inferior. El motivo es que me gustaría ponerme la falda inferior sola sin que se vean las cintas de sujeción. Por ello, se me ocurrió utilizar imanes para coser de supermagnete.es en el interior de la primera falda. Decidí coser ocho bolsillitos en los que colocar dentro los imanes, que después cosí a la falda.
Primero, recorté los trozos de tela para los «bolsillos». Para ello, me orienté directamente en el tamaño de los imanes. Preparé los trozos de tela haciendo el dobladillo de todos los bordes abiertos.
Después, cosí los imanes sobre la tela a través de la lámina de PVC para que no se moviesen mucho dentro del bolsillo. Al coserlos, hay que ir con cuidado porque, por lo general, las partes de una máquina de coser (la placa de aguja y, posiblemente, también el prensatelas y la aguja) son ferromagnéticos y el imán podría adherirse a ellos.
Como la falda superior pesaba mucho (más de 600 g) y el plisado tenía que aguantar también movimientos rápidos, pronto me di cuenta de que no sería suficiente con un imán por bolsillo. Así que empleé dos por cada bolsillo. Para ello, basta con colocar el segundo imán sobre el que ya está cosido y volverlo a coser.
Si el vestido es más ligero seguramente baste con un solo imán.
A continuación, cerré el bolsillo con una costura por fuera. Después, lo cosí al interior de la falda.
Uno por uno, cosí los ocho bolsillos en el interior de la falda en la posición que quería. Es importante fijarse en la polaridad para que los imanes se atraigan en lugar de repelerse.
Finalmente, pude fijar unos imanes con otros y obtuve el resultado que quería.

Nota

  • Opción 1: los imanes también se pueden coser directamente a la tela (sin bolsillos). En ese caso, basta un solo imán.
  • Opción 2: cierre los bolsillos cosiéndolos por tres lados, introduzca el imán y cierre el que falta con otra costura. Así, reducirá el riesgo de que el imán se adhiera a la máquina de coser.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.
Hacia arriba