• Más de 40 millones de imanes en stock
  • Más de 250 000 de pedidos al año

Limpiacristales magnético de doble cara

Un limpiacristales magnético hecho con una impresora 3D
Autor: U. Bär, Schwalbach, Alemania
En línea desde: 15.07.2022, n.º de visitas: 3188
Algunos pisos tienen ventanas oscilobatientes o están bloqueadas por muebles y son, por tanto, de difícil acceso. Pero incluso estas ventanas deben limpiarse por dentro y por fuera un par de veces al año. Para poder limpiar ventanas de difícil acceso, diseñé un limpiacristales magnético con el programa CAD de openSCAD.org, que luego imprimí en mi impresora 3D. Lo especial de este limpiacristales magnético es que consta de una doble cara que se adhiere a ambos lados de la ventana con la ayuda de imanes.

Material necesario

Para montar el limpiacristales magnético, hay que imprimir cuatro piezas con una impresora 3D:
  • 1 para el mango
  • 1 para una placa base Halbach
  • 2 para una pinza de sujeción de paños de limpieza (se debe usar el material de impresión 3D PET-G)
Los archivos de los dibujos se pueden encontrar en mi perfil de Printable. El tiempo de impresión de los componentes es de unas dos o tres horas, dependiendo de la impresora (y de los ajustes). Para mantener unidas las piezas del limpiacristales magnético, también se necesitan cinco bloques magnéticos 40 x 10 x 5 mm.

Nota: También se puede imprimir una placa base normal con solo dos imanes en lugar de la placa base Halbach. Esta es adecuada para cristales más finos.

Funcionamiento del limpiacristales con imán

El limpiacristales de doble cara con imán funciona según el principio de una red Halbach (para más información, consulte el proyecto Cómo hacer una matriz Halbach). De esta manera, en un lado del objeto actúa una mayor fuerza de sujeción que en el otro. Se necesitan tres bloques magnéticos para la matriz Halbach y dos bloques magnéticos para el mango.

Cómo integrar los imanes en el molde

Los imanes se introducen en el molde de la impresora 3D. Al usar el limpiacristales magnético, los imanes se mantienen en el molde por la atracción de la pieza contraria. Además, los pequeños salientes y la unión evitan que los imanes se caigan. Así los bloques magnéticos no se tienen que pegar.

Consejo: Si los imanes están muy sueltos debido a las tolerancias de presión/calibración/subextrusión, recomiendo poner un poco de pegamento, silicona o cinta adhesiva doble en el hueco. También es posible aplicar una gota de superglue (cianoacrilato) en el hueco.
Los imanes se arrastran contra la base cerrada al usarlos y solo hay que asegurarlos para que no salten si se invierte la polaridad (por ejemplo, si el limpiacristales se gira muy rápido o se coloca al revés).

Cómo limpiar con el limpiacristales magnético impreso

Después de imprimir todas las piezas con la impresora 3D, ya se puede utilizar el imán limpiacristales para limpiar cómodamente el exterior de las ventanas desde dentro:
  1. Coloque papel higiénico doblado o un trozo de algodón en el lado cerrado.
  2. Presione la pinza en cada esquina en las ranuras previstas para que no se salga; pille la esquina abierta en último lugar.
  3. Moje el paño con limpiacristales o agua jabonosa después.
  4. Coloque la parte exterior sobre la ventana.
  5. Gire los imanes para que queden en horizontal y muévalos hacia arriba y hacia abajo.*
  6. Después de humedecer la ventana y eliminar la suciedad, cambie el papel por paños secos y limpios y repita el proceso.
*Importante: No mueva el limpiacristales longitudinalmente, ya que la atracción magnética es más débil en estos movimientos, lo que puede provocar fácilmente desajustes. En su lugar, gire el limpiacristales en la dirección deseada.

Cómo unir las dos piezas del limpiacristales magnético

Una siempre las dos partes del limpiacristales magnético con un cordón. Junto al mango hay un orificio donde se puede enhebrar el cordón. Córtelo en la longitud deseada y fíjelo en la segunda pieza del limpiacristales. Como alternativa, puede atar un cordón solo a la parte exterior y luego sujetarlo a la muñeca.
La unidad exterior con los imanes pesa aproximadamente 50 g y puede causar daños personales o materiales si se cae desde ventanas o pisos altos. No asumimos responsabilidad alguna por los posibles daños. Además, volver a meter el imán exterior es mucho más fácil con el cordón. De lo contrario, se tiende a tirar del mango sin tener en cuenta que la parte exterior se caerá.
Nota del equipo de supermagnete: Encontrará más consejos últiles sobre cómo utilizar imanes para limpiar lugares de difícil acceso en ventanas y superficies de cristal en nuestra página de preguntas frecuentes sobre el tema «Limpieza con imanes». Si no se dispone de una impresora 3D en casa, también se puede hacer un limpiacristales magnético de otra manera. Vea el proyecto «Limpiar ventanas».