Se encuentra aquí:

Lámpara de lectura multifunción

Sujeta a un trozo de metal, esta lámpara iluminará los lugares oscuros
Autor: Miguel Angel Arévalo, Madrid, España
Miguel Ángel nos muestra de forma impresionante que las lámparas de lectura no sólo sirven para leer en la oscuridad.

Supongo que conocéis esas prácticas lámparas de lectura que con una pinza se pueden sujetar a un libro.
Cuando yo estaba usando mi lámpara me surgió la idea de que también se le pueden dar otros usos.
Se dan situaciones en las que hacen falta las dos manos para trabajar en la oscuridad. Algún objeto de hierro también suele estar cerca. Pero la pinza de plástico está pensada para sujetarse en cosas delgadas. ¡Una lámpara de lectura magnética sería algo ultrapráctico!
He cogido mi Dremel y he hecho 12 cavidades en la base de la pinza de plástico.
En cada una de esas 12 cavidades he pegado un diminuto disco magnético.

Ahora se puede colgar la lámpara en cualquier lugar donde haya algo metálico, p. ej. una nevera.
Aquí no sólo podemos sujetar una receta, sino también al mismo tiempo iluminarla.
¿El ordenador se ha vuelto loco o hay que quitarle el polvo?
En las oscuras entrañas del ordenador es mejor colgar una lámpara en la carcasa y así iluminar los componentes.
¡Aquí hay prestar atención para que la lámpara quede bien fijada a la carcasa y que los imanes no se encuentren cerca de memorias y componentes magnéticos!
cómodamente sujeta al capó, la lámpara nos dará luz durante la reparación - ¡Uuh, y ahora se da uno cuenta de lo sucio que está!

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.