• Más de 220 000 pedidos al año
  • Más de 35 millones de imanes en stock

Esferas magnéticas rotatorias

Dos esferas magnéticas ejercen influencia mutua a través de la mesa
Autor: Riccardo Moschetti, Italia
En línea desde: 19.09.2008, n.º de visitas: 130846
Se precisa:
2 esferas magnéticas K-10-C (o más pequeños, aunque en ese caso las fuerzas serán menores)
¡La esfera encima de la mesa gira en círculos! ¿Pero por qué?
Para poder llevar a cabo este experimento se necesita solamente una mesa de madera de un grosor adecuado y dos esferas magnéticas, encima y debajo de la mesa.
Al mover la esfera debajo de la mesa, la de arriba sigue los movimientos automáticamente. Después de probar un poco, la esfera de arriba comienza a describir círculos. Entonces paro la esfera de abajo repentinamente y la dejo quieta en un punto y: la esfera de arriba - como por arte de magia - sigue girando en círculos alrededor del punto donde he dejado la otra esfera. Como una luna girando alrededor de un planeta.
El resultado es peculiar, si se tiene en cuenta que el campo magnético de una esfera es muy diferente del campo gravitacional de La Tierra. Yo creo que esto tiene lugar porque ambos campos magnéticos, siempre que estén separados por una mesa del grosor adecuado, se asemejan y provocan el mismo efecto.
Después de un rato la fuerza de atracción empieza a frenar la esfera; ésta se acerca al centro y su velocidad de giro aumenta. Al final la esfera termina por pararse.
Con un poco de práctica se puede variar la distancia de la esfera que sujetamos debajo de la mesa. De esta forma podemos aumentar o disminuir la fuerza de atracción y así modificar el radio y la velocidad de giro de la otra esfera. ¡Un juego entretenido y con el que aprender!

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.