Se encuentra aquí:
Me alegré mucho cuando recibí los imanes y gracias a ellos he podido desplegar mi creatividad.
La base para mis cadenas de fotos son dos barras magnéticas de acero inoxidable, que colgué una al lado de la otra.
Para las cadenas necesité muchos cubos magnéticos.
Por cada foto hacen falta dos cubos magnéticos en la parte delantera y trasera.
La sujeción resulta a veces algo complicada; lo mejor es poner las fotos sobre la mesa y luego ir acercando ambos imanes lentamente con ambas manos.
La cantidad de fotos solamente se ve limitada por la altura de la pared, ya que los imanes de por sí son muy fuertes.
Con los cubos magnéticos que no he usado, he creado este elemento decorativo y lo he colgado igualmente de la barra.
En mi aplicación también me he dado cuenta que con cuatro cubos se puede hacer un sencillo portafotos para la oficina.
Nota adicional: Entretanto, he descubierto que los bloques magnéticos planos del tipo Q-05-05-01-HN se adecuan muy bien a las cadenas. Son más discretos que los cubos magnéticos y disponen de suficiente fuerza de sujeción.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.

Hacia arriba